Noticias

Noticias

Líderes sudamericanos de la Iglesia Adventista visitan el Centro de Apoyo al Refugiado

El Centro de Apoyo a personas Refugiadas de ADRA en Argentina recibió la visita de autoridades de la iglesia adventista este miércoles 25 de septiembre por la mañana. El pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista para 8 países de sudamérica, El pastor Darío Caviglione, Presidente para todo el territorio argentino de la misma congregación, el pastor Adrián Bentancor, líder religioso para capital federal y el sur de la provincia de Buenos Aires y algunos de sus colaboradores más cercanos se acercaron hasta el edificio de la avenida Juan de Garay 4360, en el barrio de Boedo, para conocer de cerca el trabajo realizado con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El licenciado Luis Panessi, director de país de ADRA para Argentina los recibió junto a la gerenta financiera de la organización, Lilia Mendoza y el coordinador del Centro de Apoyo al Refugiado, Jorge Fernández. Después de las presentaciones y saludos con el equipo local, recorrieron las instalaciones del centro y se interiorizaron en los pormenores de su funcionamiento. Fernández explicó la rutina del trabajo realizado en el edificio ubicado en el sur de la capital federal y su interacción con las dos nuevas oficinas conocidas como Puntos de Apoyo y Orientación, que se encuentran en las fronteras de Puerto Iguazú, provincia de Misiones y La Quiaca, provincia de Jujuy.


Panessi ofreció una breve presentación con información cuantitativa y datos duros que reflejan el alcance del trabajo que actualmente se lleva a cabo con personas migrantes y refugiadas, así como el potencial de trabajo y la necesidad de crecimiento para afrontar los desafíos que plantea una de las mayores crisis humanitarias en todo el mundo, en la que más de 70 millones de personas ya se vieron forzadas a abandonar sus hogares para proteger sus vidas.

Al finalizar, el líder sudamericano de los Adventistas del séptimo día pidió una bendición por el trabajo de ADRA y todas las personas beneficiarias de sus proyectos.