Emergencias

Para ADRA, la acción humanitaria comprende a todas las actividades destinadas a prevenir y aliviar el sufrimiento causado por los desastres. Esta labor se lleva a cabo con base en los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia.

Para nosotros, es imperativo estar no sólo después sino también antes de que un desastre afecte a una comunidad. Por eso, como puntos focales de las Normas Esfera en Argentina, capacitamos a los actores humanitarios en normas internacionales para la respuesta humanitaria con el propósito de que estén mejor preparados a brindar asistencia de calidad.  

Nuestro trabajo comunitario de preparación se centra en las comunidades educativas. Desde un enfoque participativo, trabajamos junto a docentes, estudiantes, padres y madres para que escuelas en riesgo de sufrir el impacto de desastres cuenten con planes de seguridad. Estos planes incluyen la elaboración de mapas de riesgos, conformación de brigadas escolares, entrega de equipamiento, elaboración de planes de seguridad y desarrollo de simulacros.

Cuando un desastre ocurre, movilizamos a nuestro Equipo Nacional de Respuesta a Emergencias para apoyar a nuestros voluntarios en todo el país. Nuestro foco está en brindar soluciones en agua, saneamiento e higiene. Esto incluye la entrega en gran escala de kits de higiene personal, kits de purificación de agua, kits de limpieza de viviendas, servicios de desinfección y servicios de lavandería móvil.

UNIDADES MÓVILES DE LAVANDERÍA
Las catástrofes tienen efectos devastadores. Artículos como prendas de vestir, mantas y ropa de cama, satisfacen las necesidad humanas más personales, ya que permiten resguardarse de los rigores del clima y protegen la privacidad y la dignidad. Son vitales,  además para reducir la prevalencia de enfermedades, especialmente las que se propagan a causa de las prácticas higiénicas y saneamiento inadecuados.
Por esta razón, desde 2003 prestamos servicios de lavandería. En el 2015 construimos dos Unidades Móviles de lavandería (UML), las mismas cuentan con lavarropas y secarropas industriales que realizan campañas de lavandería a gran escala y se encuentran ubicadas estratégicamente en Entre Ríos y Buenos Aires para ser transportadas y desplegadas en cualquier parte del país.
Cada unidad tiene la capacidad de realizar 32 lavados en un turno de 12 horas, y su tecnología industrial permite trabajar 24 hs. los 365 días del año. Cada UML posee alto grado de automatización y ya demostró su eficacia en diversos desastres.