Noticias

Noticias

Día Mundial del Agua

En 1992, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, se propuso adoptar el 22 de Marzo como día internacional del AGUA, para promover la conservación , el desarrollo y el buen uso de los recursos hídricos.

El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida humana, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud y al medio ambiente.

Partiendo desde la base de que el cuerpo humano está compuesto mayoritariamente por agua, esta también es una necesidad de cada una de las personas. Por ello, en el año 2010,  las Naciones Unidas reconocieron que “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.” Por derecho humano al agua se entiende el derecho de toda persona, sin discriminación, a disponer de agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico, y comprende el agua para el consumo, el saneamiento, el lavado de ropa, la preparación de alimentos y la higiene personal y doméstica.

Pero esto no es completamente acorde a la realidad que se vive. Más de 2000 millones de personas viven sin acceso a agua segura en sus hogares. De ellos, el 80% reside en áreas rurales. Muchos niños suplen la falta de acceso a agua en sus hogares, aprovechando instalaciones educativas, pero en 1 de cada 4 escuelas, el agua a la que se accede no cumple con las condiciones de higiene para ser considerada segura.

El acceso al agua potable y el saneamiento es imprescindible para la vida y un derecho humano reconocido. Asimismo, el agua es de vital importancia para el desarrollo sostenible, desde la salud y la nutrición hasta la igualdad de género y la economía. Según la Organización de las Naciones Unidas “durante los próximos años, los problemas relacionados con los recursos hídricos serán más urgentes. El aumento de las demandas de una población cada vez más numerosa y una economía mundial que evoluciona rápidamente, combinado con los efectos del cambio climático, exacerbaran la dificultad del acceso al agua y al saneamiento para usos domésticos. De hecho, muchos expertos sostienen que un suministro impredecible de agua podría reducir el avance socioeconómico en el futuro”.

En hogares con fuentes de agua externas, la responsabilidad de la recolección de agua recae mayoritariamente sobre mujeres y niñas. Además, grupos marginados, como pueden ser mujeres, niños, refugiados, pobladores originarios, adultos mayores y otras poblaciones a menudo son olvidadas o bien, se los discrimina cuando intentan conseguir y gestionar el agua segura que necesitan.

El tema de este año para el World Water Day, o Día Internacional del Agua (WWD) es “No dejar a nadie atrás”. Se trata de una adaptación de la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible. Una de las metas del Objetivo 6 de Desarrollo Sostenible (ODS 6) consiste en garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos de aquí a 2030. Por definición, eso significa no dejar a nadie atrás.

ADRA trabaja en 52 proyectos de agua, higiene y saneamiento (WASH, water sanitation & hygiene), con 1739145 beneficiarios alrededor del mundo, asegurándose de no abandonar a nadie, no dejar a nadie atrás.